Freddy Adu, el niño prodigio que sigue sin explotar

4 Ene

Cuando Freddy Adu sólo contaba con diez años, su madre rechazó una oferta millonaria del Inter de Milán.

A los 13 años ya lo patrocinaba Nike por un millón de dólares al año y a los 14 años se convirtió en el jugador más joven en debutar y marcar en la MLS, lo que le valió el apelativo de nuevo Pelé.

A sus 22 años, el niño prodigio del fútbol americano aún sigue sin despegar a pesar de las experiencias vividas por el fútbol europeo.

Pero Freddy no dejará de trabajar hasta ver cumplido su sueño: el jugar en la Liga Española.

En estos momentos se encuentra entrenando por una semana con el Rayo Vallecano ya que la Liga americana se reanuda hasta marzo.

Todo comenzó por un boleto de lotería:

Los campos de tierra en Ghana fueron donde Adu se forjó. Sin embargo, una lotería en la que el premio era una tarjeta de residencia llevó al ghanés a Estados Unidos.

Su residencia en la unión americana no impidió que dos años después deslumbrara a los ojeadores del Inter. “Era increíble que mi madre rechazara aquella oferta porque éramos muy pobres. Pero me dijo que era muy joven, debía estudiar y que ya me llegaría a oportunidad. Y no se equivocó“.

A lo que su madre no puso trabas fue al patrocinio de un millón de dólares anuales por parte de Nike. “Fue un cambio radical en mi vida. De no llegar a fin de mes a no tener ningún problema económico”.

El D.C United confió en sus habilidades y a los 14 años ya entrenaba en el primer equipo. El 3 de abril marcó su vida para siempre. El entrenador del United envió a la cancha al jovencito ghanés y el mirlo respondió con creces al anotar el gol de la victoria en su debut.

En el 2007 fue comprado por el Real Salt Lake para después llegar al fútbol europeo con el Benfica.

El Mónaco al igual que el Belenenses y el Aris Salónica confiaron en él aunque no cumplió con las expectativas de dichas instituciones y en este 2011 tuvo que regresar a la MLS bajo la playera del Philadephia Union.

Ha jugado para la Selección Americana:

El delantero tomó la decisión de representar a Estados Unidos en cuanto a selección se refiere. En el 2006 en un partido amistoso contra Canadá se convirtió en el jugador americano más joven en debutar bajo el mando de Bruce Arena. Tan sólo tenía 16 años y 234 días de vida.

Jugó los Juegos Olímpicos del 2008 e incluso se vio las caras con México en Houston del 2008.

La presión le pudo más:

La razón por la que no ha podido triunfar en el Viejo Continente están claras para Adu. El ruido mediático y las comparaciones con O Rei por su precoz debut jugaron en su contra. “Para mí era un honor pero nadie puede ser como él. Yo no me lo creía pero no podía hacer nada, a pesar de que sólo quería dedicarme a jugar.

Esa presión fue negativa porque todo el mundo puso demasiadas expectativas en mí“, reconoce Freddy.

Ya está maduro:

Sabe que le quedan muchas cosas por delante pero ha aprendido de sus errores y con 22 ya está preparado física y mentalmente para dar el salto.

El mismo Pelé le dijo en una grabación comercial: “Tienes talento ahora sólo tienes que desarrollarlo aunque va a haber gente que va a tratar de destruirlo”.

La mesa está puesta para Adu. Solamente falta que se siente a aprovecharla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: