Más cornadas da el hambre, el ejemplo de vida de Padilla

5 Mar

El 8 de octubre la vida de Juan José Padilla cambió para siempre. En Zaragoza, el cuarto toro de la tarde le dio un giro de 360 grados a su vida.

El torero español conocido como El Ciclón de Jerez iba a banderillear al astado, sin embargo, se tropezó a la hora de ejecutar el movimiento y el pitón del toro le atravesó la cara.

El diagnóstico del doctor fue estremecedor: pérdida por completo del ojo izquierdo y parálisis facial por tiempo indefinido. El mundo se solidarizó con el torero y atrás quedaron las horas pasadas por el quirófano y de rehabilitación.

Hoy, el matador Padilla se volvió a vestir de luces desafiando a todas las personas que lo tacharon de enfermo y psicótico después de sus declaraciones al salir del hospital en silla de ruedas.

Volveré a vestirme de torero. No tengo rencor ni al toro ni a mi profesión. Esta es mi vida, torear es mi felicidad y todo lo que tengo se lo debo al toro por lo que no voy a renunciar a ello“, fueron las palabras del Ciclón de Jerez horas después de haber sido operado.

La plaza de Olivenza y todo el toreo se rompió las palmas para aplaudir a Juan José Padilla, quien lució un traje de luces hecho para la ocasión con adornos de oro y en “verde esperanza”, de acuerdo con el sastre, Justo Algaba.

Un parche en el ojo izquierdo y hablar con ceceo debido a una parálisis facial puede ser un obstáculo para la mayoría de la gente aunque no para Juan José Padilla. Él ya le ganó la partida a la muerte con sus ganas de querer regresar a verse las caras con el mismo animal que hace unos meses le arrancó más de la mitad de su vida.

Pese a carecer de la visión esteresocópica, la cual permite a las personas determinar distancia y velocidad de objetos que se acercan, Padilla no tuvo problemas para matar a su primer toro consiguiendo una oreja ante una público que nunca tomó sus asientos.

El llanto del padre del matador rompió en dos a todos los espectadores y es que el Ciclón le dedicó su segundo animal a la persona que siempre ha estado con el en todas. En las buenas y en las malas reza el dicho aunque en el último año la frase que más se le acerca a la situación de Padilla podría ser: en las pésimas y en las catastróficas.

La palabra superación ha cambiado de significado en el diccionario de la Real Academia Española. Si se busca en estos momentos la definición de superación, la página de internet te auto corrige instantáneamente a Juan José Padilla.

Instantes después de que fuera arrastrado el último toro de la tarde, la plaza de Olivenza estalló ante el regreso triunfal y milagroso del Ciclón de Jerez. Estrellas del toreo como Alejandro Talavente, El Juli, Serafín Marían y Antonio Ferrera lo sacaron a hombros del ruedo haciendo honor a lo que significa un ejemplo de superación.

Ellos, simplemente, expresaron el sentir de todo el conjunto de la afición taurina, que todos estos meses ha deseado que el Ciclón de Jerez pudiera pisar el albero y volviera a vestir un terno, color Esperanza.

La pregunta que todo mundo se debe hacer es ¿qué significa la vida?. A lo que el maestro Padilla contestaría: “levantarte una vez más de lo que has caído“.

Porque como reza el título del libro de Luis Espota, Más cornadas da el hambre, y eso nos lo ha demostrado El Ciclón indudablemente. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: